Catarata de Gocta, Amazonas

La Catarata de Gocta es una impresionante caída de agua de 771 metros que está rodeado de exuberante vegetación, encanto y misticismo. Es la tercera catarata más alta de Perú y la décimo quinta catarata más alta del mundo. Está ubicado en las cercanías de los poblados de Cocachimba o San Pablo. También es conocido, por los lugareños, como La Chorrera.

El impresionante salto de agua tiene dos niveles, el primero de 231 metros y el segundo de 540 metros, haciendo un total de 771 metros. En el trayecto a la catarata se puede observar 22 cataratas, especies de flora y fauna entre los que destacan: el gallito de las rocas, el colibrí cola de espátula, el tucán andino y el oso de anteojos. Y es un destino turístico recomendado para los aventureros que aman el trekking y desean conectarse con la naturaleza.

Para llegar a la piscina de la catarata es necesario caminar, por el extenso bosque de neblina que lo rodea, durante seis horas (ida y vuelta).

  • Ubicación: distrito de Valera, provincia de Bongará, región Amazonas.

¿Cómo llegar?

Para disfrutar de este mágico lugar, deberás viajar primero hasta Chachapoyas, capital de la región. Desde Lima, son 24 horas de viaje por tierra y el boleto tiene un costo de 80 soles. También puedes ir en avión desde Lima hacia Jaén, Tarapoto o Cajamarca, para luego completar el recorrido en bus.

 

Para llegar en sí a las cascadas, debes desplazarte hacia el pueblo de Cocachimba. Puedes tomar un colectivo o un servicio de bus turístico hacia este lugar, con un tiempo de viaje de una hora. Aquí se da inicio a una caminata de cinco o seis horas, previo pago de una cuota de ingreso y servicio de guía. Es importante que durante los días previos a tu viaje te prepares muy bien físicamente, pues los primeros kilómetros del recorrido son bastante exigentes por el espigado ascenso.

 

Conforme te acercas a tu destino, el viaje se hace más llevadero. El sonido del agua y el canto de las aves, como el gallito de las rocas, te acompañarán durante todo el trayecto haciendo más confortable la ruta. Finalmente, al cruzar un grupo de árboles, tendrás frente a tus ojos la imponente catarata que te envolverá con toda su energía. Ten por seguro de que será una sensación inigualable.

 

No olvides llevar una casaca impermeable, zapatillas adecuadas, agua, alguna fruta, gorro o sombrero, protector solar y repelente. Las cataratas de Gocta se pueden visitar durante todo el año, aunque en la temporada de lluvias (diciembre a marzo) podrás apreciarlas en su máximo esplendor.

About Author

client-photo-1
admin

Comments

Deja una respuesta